Orcas

Orcas

Orcas

Pocos animales marinos despiertan tanta admiración como las orcas y los delfines.

Sin embargo, ponerlos por separado es un error, que parte del también erróneo nombre popular que tradicionalmente se les ha dado a las orcas, a saber, ballenas asesinas

Y es que las orcas pertenecen a la misma familia que los delfines (Delphinidae). Son una especie oceánica de esta familia, que habita en todos los océanos del planeta.

Por tanto, el calificativo de ballena, amén de su tradición, es totalmente errado.

Tanto si lo sabías como si no, te proponemos seguir leyendo para que tengas más información sobre esa bella especie que son las orcas, famosas no solo por falsas leyendas que le atribuyen un carácter asesino para con los humanos, sino también por bellas películas como Liberen a Willy y lo atractivo de los espectáculos que protagonizan en acuarios, aunque justo es decirlo, el cautiverio las daña mucho, como veremos a continuación.

Clasificación general

Como ya vimos, la orca (Orcinus orca) es una especie de la familia Delphinidae, que pertenece al orden Cetaceos (cetáceos) de la clase o género Mammalia (mamífero).

Por ello, llamarla ballena asesina o ballena orca es un auténtico disparate, justificado antes, cuando existía poca información sobre ella, pero no tanto en la actualidad, que al menos se conocen con exactitud estos datos.

De hecho, el nombre popular, que se hizo extensivo a otros países e idiomas como el inglés (killerwhale), data del siglo XVIII y debe su origen a unos pescadores españoles que nombraron así a la especie porque la vieron derrotar con facilidad otros mamíferos y cetáceos de gran tamaño.

Rasgos generales y distintivos

Uno de los rasgos más distintivos de esta especie animal es su aleta dorsal. Puede alcanzar los dos metros de alto y, al parecer, se arquea en los ejemplares que están en cautiverio.

En los que viven en su hábitat natural no sucede esto último. La aleta dorsal permanece erguida y majestuosa, con colores negros y blancos que varían de un ejemplar a otro.

Otro rasgo destacable de las orcas es su coloración general, inconfundible sobre todo en los ejemplares adultos, cuya parte dorsal es totalmente negra, mientras que el pecho es blanco.

En los jóvenes estos patrones no están tan claramente definidos, por lo que en ocasiones pueden confundirse con otros tipos de delfines.

Sin embargo, una vez crecidas, todas las orcas son fácilmente identificables por su aleta dorsal, su descomunal tamaño y sus colores distintivos.

Como promedio una orca macho puede alcanzar los 10 metros de longitud y pesar cerca de cinco toneladas y media. Las hembras, por su lado, pueden llegar a medir siete metros y como norma no logran rebasar las cuatro toneladas.

Como mamífero placentario al fin esta especie pasa toda su vida en el agua, No necesita estar en tierra ni para parir y salvo algún accidente o alguna emboscada que esté realizando un ejemplar, no se les verá varadas en la orilla de costas o playas.

Por otro lado, estos cetáceos destacan por encima de otros animales por su vida y organización social.

Viven en grupos que siguen una línea matrilineal, lo cual quiere decir que la estructura grupal está dominada, controlada y estructurada en base a la descendencia directa de la madre, que asume el rol de cabeza de familia.

Otros datos de especial interés

Las orcas son animales carnívoros y un excelente cazador-depredador.

Están en lo más alto de la cadena alimenticia de las aguas que habitan, ya que no se registra ninguna otra especie carnívora y depredadora capaz de hacerles frente, al menos cuando están en su fase de adultez y no son víctimas de alguna enfermedad que disminuya sus capacidades naturales.

Por estas razones es que las orcas son definidas como los superdepredadoresdel mar, aunque para nada ello significa que sean las criaturas a las que más deban temer los humanos en el mar.

Aunque físicamente todas las orcas se parecen bastante, existen tipos o clases que difieren entre sí en aspectos como morfología y comportamiento.

No obstante, todo lo que de forma general hemos expuesto aplica en igual forma para esas tipologías registradas y establecidas.

Mitos y realidades de su relación con humanos

Contrario a lo que por mucho tiempo se creyó, las orcas no son animales con una predisposición natural para atacar de manera directa a los seres humanos.

En cautiverio y bien entrenadas pueden ser muy dóciles y afectuosas, sin provocar daño alguno en las personas que las rodean.

No obstante, ese estado en el que se ven privadas de su libertad, interacción grupal y del espacio que requieren para su pleno desarrollo, les genera estados de profundo estrés, que en más de una ocasión han condicionado la ocurrencia de lamentables incidentes en los que han resultado muertas varias personas.

En libertad, la orca tampoco ve en los humanos a una presa. Se han registrado incidentes de orcas provocando lesiones y quizás alguna que otra muerte de humanos, pero nunca han sido ataques directos del animal.

Si no son provocadas, el único motivo que las puede hacer ir contra una persona es que confundan a esta con una foca u otra de sus presas más comunes.

Alimentación de las orcas

A propósito de esto último, podemos definir que por su condición de gran depredador las orcas se alimentan de toda clase de peces.

Son plenamente carnívoras, pero su dieta es variada porque pueden alimentarse lo mismo de otros mamíferos marinos, que de tiburones, calamares y peces de todo tipo.

Hábitat y distribución geográfica

Como se dijo al inicio, la orca está presente en todos los océanos.

Frecuenta tanto las aguas tropicales como las frías de los polos, siendo las regiones árticas y antártica sus preferidas, por lo frío y templado de sus aguas.

Asimismo, prefiere nadar en áreas cercanas a las costas, donde por las condiciones naturales la disponibilidad de alimento es mayor.

Las orcas son animales migratorios, que hacen sus desplazamientos en grupos, llegando a trasladarse distancias enormes que pueden ir de un hemisferio a otro.

Reproducción y esperanza de vida

Lo que se conoce actualmente sobre la reproducción de las orcas se debe mayormente a investigaciones hechas sobre ejemplares criados en cautiverio.

Así, puede decirse que las hembras alcanzan la madurez sexual entre los ocho y los 10 años aproximadamente, cuando miden unos cinco metros, mientras los machos lo hacen entre los 10 y 13 años de edad, cuando se extienden siete metros o más.

En cuanto a los hábitos, los machos son polígamos y copulan lo mismo si la hembra está en celo o no. De ahí que muchos deduzcan que al igual que otros delfines, las orcas copulen por placer y rutina social.

Una vez fecundada, el periodo de gestación de la hembra oscila entre los 16 y 17 meses, tiempo tras el que da a luz a una cría.

Este proceso de gestación y paritorio solo pueden tenerlo cada cinco años y medio.

Sobre la esperanza de vida, una vez las orcas logran rebasar los seis primeros meses, cuando la tasa de mortalidad de las crías es de casi un 50 por ciento, pueden vivir hasta 50 o 60 años como promedio las hembras, mientras que los machos ven reducida la cifra a 30.

Amenazas

Las orcas están en peligro inminente de extinción.

Las causas que provocan esa amenaza son varias y entre ellas están la contaminación de las aguas y consecuente afectación de su hábitat natural, la pesca ilegal e indiscriminada, y la elevada tasa de mortalidad y bajo índice reproductivo de la especie, que en combinación con los elementos anteriores se torna en una factor que atenta contra su propia conservación.

Compártelo en tu red social: