Delfín de la plata

Delfín de la plata

Delfines de la Plata

El Delfín del Plata o delfín franciscana, es una especie de delfín originario de la región sudamericana que comprende los países de Argentina, Uruguay y Brasil. Se trata de uno de los mamíferos cetáceo odontocetos más peculiares que existen en nuestro planeta, en parte debido a que se no se conoce mucho sobre su comportamiento y costumbres de vida. Aun así, se sabe que estos animales no rebasan los dos metros de longitud, y presentan un cuerpo alargado con un pico bien desarrollado que les permite alimentarse de calamares, pulpos y peces.

Gracias a sus habilidades adaptativas, esta especie ha llegado a formar parte de la fauna distintiva de la región de La Plata, de donde toma su nombre más común, aunque también se le conoce con otros nombres como Cachimbo o Toninha (en Brasil). Como curiosidad, destaca el hecho de que el Delfín del Plata es capaz de vivir en aguas dulces y saladas por igual.

Fotos de delfines de la Plata

Características

Un ejemplar adulto de Delfín del Plata, es capaz de llegar a medir entre 1.3 y 1.7 metros de longitud, con un peso que oscila entre los 30 y los 50 kilogramos. Evidentemente, se trata de una especie pequeña de delfín, caracterizada además por un color marrón claro, y el hecho de que tanto las hembras como los machos presentan por lo general las mismas dimensiones y características. Por otra parte, el Delfín del Plata posee una nariz delgada y de corto tamaño, junto a un hocico donde alberga más de 240 piezas dentales, lo que junto a sus aletas pequeñas, le brindan a su cuerpo un aspecto general abultado y robusto. Su color tan distintivo con respecto a otros delfines, le ha llevado a ser catalogado entre los habitantes de la región como el “fantasma blanco” (de hecho, su nombre de delfín franciscana, alude a esta característica, muy similar a las sotanas de los monjes franciscanos).

Comportamiento

Como es habitual en los delfines de río, el Delfín de la plata rara vez suele vérsele saltando. Además, se conoce que son animales muy evasivos y que no conviven en grupos, sino que más bien, posee un carácter solitario (aunque pueden ser encontrados en grupos de hasta 10 o 15 ejemplares). Dada su naturaleza tan tímida, las investigaciones realizadas en torno a este animal, han podido arrojar pocos datos sobre su comportamiento y hábitos de vida. Generalmente, el Delfín del Plata se desplaza de un modo lento y armonioso, siendo muy poco frecuente las salpicaduras de agua y los giros acrobáticos.

No obstante, cuando advierte la proximidad de una embarcación asumirá una conducta huidiza, llegando a desplazarse a gran velocidad para esconderse. Cuando asciende a la superficie del río, lo hace muy rápidamente sin romper la corriente del agua. La mayor parte del tiempo, estos delfines permanecen a 30 metros de profundidad.

Imágenes de delfines de la Plata

Distribución

Como su nombre lo indica, estos animales son oriundos del Río de la Plata, pudiendo habitar en los estuarios o en las desembocaduras hacia el Océano Atlántico. Por esta razón, se dice que el Delfín del Plata puede habitar en ambientes salados y dulces por igual. Por otra parte, se han avistado poblaciones de estos delfines en la región sur de Brasil, en la Península Valdés argentina y en algunas zonas costeras de Uruguay. Mientras otros delfines de río prefieren exclusivamente los estuarios para habitar, los delfines de la plata no son muy dados a frecuentar los cauces de los ríos, sino que se ubican principalmente en las aguas salobres del Río de la Plata, sobre todo en la costa y en las zonas de poca profundidad. Por otra parte, su rango de distribución es tan amplio, que han logrado identificarse dos variantes (los delfines del río y los delfines del sur, siendo los primeros más grandes que los últimos).

Alimentación

Su adaptación tan sorprendente les permite vivir en aguas saladas y dulces, lo que a su vez le brinda la posibilidad también al Delfín del Plata de contar con una amplia gama de presas para alimentarse. Calamares, pulpos, langostinos, camarones y otros crustáceos forman parte de su dieta habitual, aunque también pueden incluir en su alimentación unas 24 especies de peces como los gadidos, los engráulidos y los carángidos. Generalmente, estos delfines buscan a su presa en las profundidades del río, donde emplean toda su agilidad para capturarlas con un ataque directo. Entre los principales depredadores del Delfín del Plata se encuentran los tiburones y las orcas.

xx3

Reproducción

Alrededor de los 2 o 3 años de edad (mucho más temprano que el resto de los delfines), un ejemplar de Delfín del Plata se encontrará en condiciones para aparearse. Generalmente, el período de gestación toma entre 10 y 11 meses, y la expectativa de vida se establece en unos 20 años. En cuanto a la temporada de apareamiento, esta ocurre durante los meses de octubre y enero, algo en parte condicionado por los cambios climáticos de la región (las estaciones cálidas favorecen la reproducción de la especie). Tras el parto, las crías quedarán junto a sus madres por unos nueve meses, donde recibirán la leche materna exclusiva durante los primeros dos meses de vida.

Conservación

Para tener una idea, cerca de 1000 ejemplares de Delfín del Plata mueren cada año, como consecuencia de los accidentes de pesca en la zona, donde quedan atrapados en las redes de los pescadores. Como dato curioso, y lamentable también, destaca el hecho de que algunos ejemplares ahogados en estas redes aparecían con heridas o ralladuras verticales en su cuerpo, lo que más tarde logró descubrirse que se debía a los intentos de otros miembros que no habían sido capturados, por ayudar a su compañero tristemente ahogado entre las redes. Además de este hecho, la contaminación de las aguas ha llevado a clasificar al Delfín del Plata como una especie vulnerable desde el año 2008. Al mismo tiempo, su área de distribución tan limitada y su poca predisposición para el apareamiento, muestran un panorama nada favorable para la supervivencia de esta especie.

Compártelo en tu red social: