Delfín del Ganges

Delfín del Ganges

Delfín del Ganges o Platanista Gangeática

Su nombre científico es Platanista gangetica, aunque popularmente se le conoce con muchos nombres como Susu (India), Bhulan (Pakistán), y Shusuk (Bangladesh). Precisamente, el Delfín del Ganges habita en todas estas zonas geográficas descritas anteriormente, pero eso no es lo que más llama la atención de esta especie perteneciente al orden de los cetáceos odontocetos dentro de la familia Platanistidae (junto con el delfín del Indo), sino el hecho de que carece totalmente de visión y posee un nivel de adaptación sumamente interesante.

Cualquier visitante que se encuentre en Nepal o la India, podrá contemplar a orillas del Ganges esta maravilla de la naturaleza, que aunque no posee la rapidez de otros delfines, sí ha sabido adaptarse al medio y encontrar nuevas formas para su alimentación y supervivencia. Veamos.

Fotos de delfines del Ganges

Clasificación

A lo largo de la historia, el Delfín del Ganges (Susu del Ganges) ha compartido espacio dentro de la clasificación científica con su primo el Delfín del Indo (Bhulan del Indus). De hecho, muchos biólogos y especialistas asumen que se trata, en realidad, de la misma especie, debido a su parecido físico tan notable (otros científicos aseguran que el Delfín del Ganges es una subespecie del Delfín del Indo). No obstante, en el año 1971, a raíz de una investigación realizada, logró comprobarse que ambas especies presentaban ciertas diferencias importantes en su estructura craneal y composición sanguínea.

Además, el Delfín del Ganges posee aletas, hocico, tamaño y peso más grande que su pariente del Indo. Por tal razón, hoy en día se considera a ambos delfines como subespecies de la especie Platanista gangetica (los ejemplares del Río Indo en Pakistán se les reconoce como Platanista minor, mientras que, a las poblaciones de la India, Bangladesh y Nepal se les denomina Platanista gangetica).

Características físicas

Como todos los delfines de río, el Delfín del Ganges posee un pico alargado y estrecho que en las hembras suele presentarse con mayor longitud (dimorfismo sexual). Dentro de este pico, se aloja una larga hilera de piezas dentales (visibles aún con la boca cerrada) que le permite a esta especie ejecutar ágiles movimientos para cazar a sus presas. Otra adaptación que les ha permitido sobrevivir al medio, es el hecho de que sus vértebras cervicales, a diferencia de otras especies de delfines, se encuentran separadas de tal forma que pueden flexionar su cuello con gran destreza para desplazarse por el agua.

De manera general, estos mamíferos odontocetos pueden llegar a medir poco más de dos metros de longitud, con un peso que puede rebasar fácilmente los 90 kilogramos. Bien es conocido además que el Delfín del Ganges no posee cristalinos oculares, por lo que son ciegos y solamente se sirven de su ecolocalización para desplazarse y alimentarse. Aun así, y dado el ambiente cenagoso donde habitan, la visión les sirve de poco, aunque sí se conoce que pueden percibir la dirección de la luz. Su expectativa de vida ronda los 25 años.

Imágenes de delfines del Ganges

Comportamiento

Su rasgo más destacado es que se trata de un delfín solitario y al que rara vez suele vérsele en pareja o grupos. Su carácter evasivo ha dificultado las investigaciones sobre esta especie, muy dado a huir cuando percibe la cercanía de una embarcación. No obstante, se conoce que el Delfín del Ganges, a diferencia de otros delfines, no son animales extrovertidos o acrobáticos, llegando a ejecutar saltos frenéticos solamente cuando se encuentran en peligro. Por otra parte, se conoce que estos mamíferos gustan de nadar con el pico y la cabeza fuera del agua, lo que los asemeja al cocodrilo Gharial. En cuanto a sus habilidades para adaptarse al medio, se ha logrado comprobar que son capaces de migrar a distintas zonas del río para alejarse de las crecidas, o tal vez, para buscar presas en los canales y los puntos de convergencia del río.

Distribución

Como su nombre claramente lo sugiere, el Delfín del Ganges es originario del río Ganges en la región asiática (India, Nepal, Bután, Pakistán y Bangladesh), aunque también suele encontrarse en los torrentes del Meghna, Sangu, Brahmaputra, Karnaphuli, y parte del río Karnali, en Nepal. Como mencionábamos anteriormente, la actividad humana y la industrialización en la región ha fraccionado las poblaciones de esta especie, variando su área de distribución a lo largo del año. La mayor densidad poblacional registrada se encuentra en el río Sangu (al sur de Bangladesh) y en Vikramshila (India).

Delfines del Ganges

Alimentación

Gracias a su gran capacidad adaptativa, el Delfín del Ganges posee una amplia gama de presas para alimentarse. Esto incluye pequeñas aves, peces y tortugas que habitan en las inmediaciones del río. Generalmente, estos delfines permanecen la mayor parte del tiempo en las depresiones del río, bien cercano al fondo donde podrán encontrar camarones y otros invertebrados, además de peces como el pez gato, la carpa, el bagre de bigotes largos, el gobio tanque o el tampara. Además de su sentido de ecolocalización, el Delfín del Ganges suele alimentarse abriendo su hocico mientras nada para atrapar a sus presas.

Reproducción

El Delfín del Ganges alcanza su madurez sexual a la edad de 8 o 10 años, mientras que su período de apareamiento suele tomar lugar generalmente en los primeros meses del año. A partir de ese momento, la época de gestación puede tomar hasta 12 meses, tras lo cual las crías se mantendrán junto a su madre durante las primeras etapas de su vida, alimentándose mediante la leche materna por los dos primeros meses, y consumiendo alimentos sólidos a partir de ese período. Precisamente, una de las causas que también contribuyen a la disminución de la población del Delfín del Ganges, es el hecho de que sólo dan a luz a una cría y alcanzan su madurez sexual en una etapa muy avanzada de su período de vida.

Guía del delfín del Ganges

Conservación

Actualmente, la población del Delfín del Ganges se estima en unos 4000 ejemplares, razón por lo que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado la especie en peligro de extinción desde el año 1950. Sus principales amenazas son la caza ilegal, la contaminación del agua, los accidentes de la pesca comercial y la destrucción de su hábitat. La región donde habita el Delfín del Ganges es bastante poblada, por lo que la urbanización y la expansión del hombre ha causado un detrimento de las condiciones de vida para este delfín. Construcción de represas, proyectos hidroeléctricos, zonas cada vez más industrializadas, cada uno de estos factores, junto al hecho de que el aceite de este delfín es bastante codiciado por el hombre al igual que su carne, son las principales causas de su estado tan crítico.

Compártelo en tu red social: