Métodos de caza de los delfines

Métodos de caza de los delfines

Métodos de caza

¿Sabías que los delfines son la segunda especie más inteligente del planeta? Sí, son más inteligentes que los primates, y se trata de un hecho que la ciencia ha podido comprobar a partir del estudio del comportamiento de estos asombrosos animales acuáticos. A la hora de medir qué tan inteligente son los delfines, debemos apuntar a algunas actividades comunes como los juegos, la respuesta emocional, y hasta sus rutinas sexuales.

¿Por ejemplo?

Por ejemplo, cuando un miembro del grupo se encuentra herido, encontrará el apoyo de sus compañeros hasta que sane, mientras que, si una cría fallece inesperadamente, su madre será capaz de cambiar su estado de ánimo y hasta llevar el cadáver consigo. En cuanto al lenguaje, los delfines presentan un desarrollo considerable con respecto a otras especies. Por otra parte, bien es sabido que estos mamíferos acuáticos son capaces de practicar el sexo por placer, o sea, ¡Sin ninguna intención de reproducción!

El tema de hoy

Finalmente, y como tema central de la lectura, hoy dirigiremos nuestras miradas a un aspecto muy peculiar en la vida de los delfines: sus estrategias de caza. ¿Te has preguntado alguna vez cómo obtienen estos animales su alimento? Algunas técnicas son sin duda ingeniosas, otras muy divertidas, pero en cualquier caso, se trata siempre de estrategias muy inteligentes. Conozcamos entonces cómo es que cazan realmente los delfines.

Tres estrategias y un objetivo

La herramienta más importante que tiene un delfín es su propia manada. Cada integrante del grupo colaborará de una forma u otra en las estrategias de caza. Las tres estrategias o técnicas de caza que veremos a continuación (Aquaplanning, la cortina de lodo y la esfera de peces) corresponden a la especie Tursiops truncatus , más conocida popularmente como delfín mular o de nariz de botella.

Esfera de peces

Se trata de una de las técnicas más asombrosas de contemplar. Cuando una manada de delfines avista un banco de peces tropicales, se abalanzan sobre ellos y comienzan a girar en círculos para, de alguna manera, “modelar” o dar forma al grupo de peces. Los peces se moverán entonces sin autonomía alguna, simplemente velando por no salirse del grupo para no ser comido. Ejecutando movimientos en círculos sobre el banco de peces, los delfines mantendrán una coordinación asombrosa hasta encoger o apretar el grupo a su alrededor, tras lo cual establecerán turnos por cada miembro para que puedan alimentarse. ¿De qué forma? Pues atravesando la gran esfera de peces creada, un delfín a la vez, para agarrar tantos peces como les permita su boca.

Aquaplanning

El aquaplanning es la habilidad que presentan los delfines para desplazarse por terrenos acuáticos de muy poca profundidad. Esta habilidad, conseguida gracias a las cualidades hidrodinámicas de su cuerpo, le permite al animal hacerse con presas que presentan una arrancada mucho más rápida. Básicamente, la técnica del aquaplanning consiste en que el delfín persigue a su presa hasta llevarla a un terreno extremadamente superficial, desde el cual podrá desenvolverse con mayor soltura que su objetivo. Aunque los investigadores aún se encuentran estudiando a fondo esta estrategia, se ha podido comprobar incluso cómo los ejemplares adultos enseñan la técnica del aquaplanning a sus crías.

La cortina de lodo

El banco de lodo es muy similar al aquaplanning, aunque pudiera verse como una complementación de esta última. Ha sido descubierta recientemente por los científicos, y se trata de una estrategia que describe una curiosa técnica. Arrastrada hacia las aguas superficiales, una presa (que puede ser más rápida incluso que el delfín), quedará atrapada entre la orilla y una cortina de lodo que el delfín creará golpeando su cola contra el fondo arenoso. De esta manera, el objetivo es “engañado” por una falsa cortina de lodo que le impide escapar para terminar siendo devorado inevitablemente por el ingenioso delfín. 

Compártelo en tu red social: