Focas leopardo

Focas leopardo

Focas leopardo

La foca leopardo, conocida además como leopardo marino, es un animal que pertenece a la familia de los pinnípedos y tiene como nombre científico Hydrurga leptonyx . Estas especies habitan las regiones heladas de la Antártida, aunque migran una vez al año durante el invierno hacia las costas de Nueva Zelanda.

Morfología

Se caracterizan por ser animales extremadamente agresivos y muy veloces. Gracias a su constitución musculosa, la foca leopardo puede ejecutar movimientos intrépidos y vertiginosos. Además de lo anterior, esta especie posee un cuerpo alargado y menudo, con una cabeza cuneiforme, mandíbulas potentes, aletas anteriores ampliamente desarrolladas y una hilera de dientes bastante impresionantes. Por todo lo anterior, la foca leopardo brinda muchas veces el aspecto de una serpiente.

El vientre de estos animales es de color claro, mientras que a los lados posee unas tonalidades más oscuras entre negro y azul. El nombre de foca leopardo viene determinado por una serie de manchas o puntos negros característicos de su cuello, hocico y vientre. La foca leopardo posee una anatomía hidrodinámica excelente, lo que la convierte en un depredador muy temido.

Al mismo tiempo, destacan además las vocalizaciones que estos animales producen en el fondo del mar, llegando a escucharse incluso a través del hielo y por encima de la superficie. En cuanto a sus medidas, la foca leopardo hembra puede llegar a pesar hasta 300 kilogramos, midiendo además unos 3.7 metros de longitud aproximadamente. Por su parte, los machos rara vez exceden los 270 kilogramos, y como promedio, apenas miden unos 3 metros de longitud (fuente: focaswiki.com).

Otra característica llamativa de estos animales es que, al nacer, un ejemplar de foca leopardo ya medirá más de un metro de longitud, con un peso aproximado de 30 kilogramos. Evidentemente, los miembros del sexo femenino alcanzan un nivel de desarrollo mucho más temprano que los machos.

Distribución y Hábitat

Como mencionábamos al comienzo, las focas leopardo poseen una distribución geográfica que las ubica en las costas heladas de la Antártida, en el Océano Austral. Durante los meses invernales, los ejemplares jóvenes y vigorosos emprenden un viaje hacia las costas de Nueva Zelanda, específicamente en las islas Campbell y la región de Auckland. Las investigaciones realizadas sobre este animal, han permitido determinar que, al día de hoy, existen cerca de 220.000 ejemplares de foca leopardo en todo el planeta.

Alimentación

Una característica inherente a estas focas, es que poseen una habilidad de caza realmente impresionante. Por ello, se han registrado casos de focas leopardo atacando a seres humanos, e incluso a otras focas de su misma especie. No obstante, y de manera general, las focas leopardo incluyen mayormente en su dieta a los peces, además de pingüinos (la foca leopardo es conocida como el mayor depredador del pingüino emperador), crustáceos y cefalópodos.

Aun así, el menú favorito de estos animales son los pingüinos, razón por la cual pueden verse recorriendo las aguas y costas heladas en busca de pingüinos adelaida. Gracias a su destreza en el agua, la foca leopardo es capaz de capturar a sus presas con extrema facilidad, tras lo cual hacen uso de sus potentes dientes para sacudir al cadáver y despellejarlo antes de devorarlo.

Reproducción

Mientras que los machos alcanzan la madurez sexual a los 3 o 6 años de edad, las hembras ya se encuentran listas para la reproducción tan pronto arriban a los dos años de edad. Aunque es difícil presenciar el apareamiento de esta especie en un ambiente silvestre, se conoce que las focas leopardo poseen una tasa de reproducción muy pobre con respecto a otras especies dentro del género.

Durante los meses de noviembre a enero, fecha que corresponde al verano antártico, la foca leopardo hembra comenzará su proceso de gestación, finalizando con la época de lactancia al mes de haber nacido las crías. Se conoce que, lamentablemente, solamente la mitad de las crías nacidas tendrá posibilidades de sobrevivir y desarrollarse (fuente: Wikipedia).

Depredadores y principales amenazas

El principal depredador de la foca leopardo es la ballena asesina, aunque también debemos apuntar a la actividad humana como una de las amenazas más latentes para la vida de estos animales.

Actualmente clasificadas como “menos preocupantes” dentro de la lista roja de la IUCN para las especies amenazadas, la foca leopardo se encuentra bajo el amparo de la Convención para la Conservación de las Focas Antárticas, que desde el año 1972 ha limitado la caza de estos animales a unos 12 000 ejemplares al año. No obstante, la contaminación de su hábitat y la irrupción del hombre en sus espacios naturales inciden negativamente en el desarrollo y la conservación de esta especia marina.

Compártelo en tu red social: