Delfinario de la CAC

Delfinario de la CAC

Los delfinarios han proliferado alrededor del mundo y cada vez atraen más visitantes interesados en disfrutar de las exhibiciones y las demostraciones de inteligencia de estos mamíferos marinos. Especial interés recibe el Oceanogràfic, uno de los delfinarios más grandes de Europa situado en la zona este de la ciudad de Valencia, dentro del complejo conocido como Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Características del Delfinario de la CAC

El Oceanogràfic cuenta con un total de cinco piscinas, capaces de albergar alrededor de 26 millones de litros de agua y una treintena de delfines. La piscina de exhibición posee una superficie equivalente a dos piscinas olímpicas y una profundidad de 11 metros, por lo que reúne las mejores condiciones para el estudio y la observación de los delfines. Además este delfinario posee en servicio otras cuatro piscinas, para funciones de entrenamiento, reproducción y cuidados médicos.

Más de 2.000 personas pueden disfrutar diariamente de atractivos programas que incluyen diferentes paquetes de actividades con delfines, gracias a ofertas, descuentos y packs de entradas. Varias veces al día se realizan exhibiciones educativas en que se muestran las increíbles habilidades de estos animales y se explican características de su biología y comportamiento. Si quieres adquirir tu entrada para el Oceanogràfic y disfrutar de la belleza de los delfines, puedes comprar tu entrada aquí .

Especies presentes en el delfinario

Las especies que habitan en los mares templados y ríos del mundo son numerosas. Pero en esta instalación, al igual que otras de su tipo, se exhiben un grupo de delfines mulares. Los delfines mulares o nariz de botella, como también se conocen, son una especie perteneciente al grupo de los cetáceos odontoceto de la familia Delphinidae .

Estos delfines cuyo nombre científico es Tursiops truncatus, fueron inmortalizados por el protagonista de la conocida película y serie de televisión “Flipper”. De las más de 30 especies de delfines oceánicos, estos son de los más comunes en la zona costera. Se mantienen con frecuencia en cautiverio porque poseen una naturaleza sociable y una inteligencia que los hace ideales para convertirse en las estrellas de este tipo de espectáculos.

A pesar de su predisposición natural, estos animales se someten a entrenamientos diarios que conducen el personal especializado del delfinario. Es así como aprenden a realizar de forma controlada algunos de los comportamientos que se observan en su medio natural: saltos, acrobacias, emisión de sonidos, diferentes formas de nado, etc.

Características de los delfines mulares

Veamos algunas curiosidades de esta especie de delfines que se puede encontrar en el Oceanogràfic.

Su cuerpo robusto varía en los adultos desde los 1,9 hasta los 3,9 metros de longitud, con un peso variable de 150 a 650 kg. Presentan una coloración diferente en dependencia de la región de la que provienen, pero de manera general su zona dorsal es de gris a gris oscuro y la ventral es clara con tonalidades rosas. (Fuente)

Se suelen alimentar de una gran variedad de peces, pulpos, calamares y otros crustáceos que atrapan con sus pequeños dientes cónicos.

Los delfines mulares son la especie que más suele acercarse a las embarcaciones y bañistas de las playas. Podemos encontrarlos viviendo en solitario, aunque lo más común es verlo formando grandes grupos.

Los delfines son animales muy activos sexualmente, por lo que es común verlos en uno de sus juegos amorosos. La cópula solamente dura entre 10 y 20 segundos, pero la pueden repetir unas 10 veces en las 2 horas siguientes.

A los delfines les gusta mucho que sus entrenadores les acaricien. Es por esto que los entrenadores utilizan el refuerzo secundario (las caricias) con más hincapié que el refuerzo primario (el pescado), para entrenar diversos comportamientos, ejercicios o acrobacias.

Compártelo en tu red social: